Bizcocho de chocolate con harina integral
Construyendo la receta. Un viernes por la noche en casa alrededor ...
Especialistas ense√Īan como lograr una barriga igual a la de Cristiano Ronaldo
Recientemente, en entrevista a la revista Veja, Kaká denominó a ...
Ejercicio aeróbico en ayunas
Adelgazar es sin duda unos de los principales objetivos de las ...
¬ŅBombones proteicos?
Ingredientes: 150g de almendras pulverizadas 50g de manteca de ...
El cerebro social en internet
La naturaleza concibió el cerebro social para la interacción cara a ...
Historia de la espirulina
Espirulina vs Chlorella - Similitudes y Diferencias Chlorella es ...
Muffins de ar√°ndanos
Ingredientes: 3 huevos 100ml de aceite 150g de az√ļcar de ca√Īa ...
El arte de escuchar
Cuando nos comunicamos con nuestros semejantes, rara vez escuchamos ...
La crisis
La neurosis e incluso la psicosis son alteraciones de la psique ...
Lectura de pensamiento
Cuando se dice “si el otro tiene tal actitud, significa que siente ...
Cupcakes
Esta receta es una variación del bizcocho de coco que publiqué hace ...
Biomasa de Pl√°tano Verde - Novedad en Espa√Īa
¬ŅHab√©is o√≠do hablar de la Biomasa de pl√°tano verde? Se trata de una ...
¬ŅComo alcanzar la dignidad?
Las virtudes teologales (V.T.) son tres: fe, esperanza y caridad. ...
El camino hacía la sanación
Independientemente de lo que puedas estar haciendo en tu viaje de ...
10 cosas que deberías saber antes de hacerte crudivegano
En este video comparto una serie de consejos para las personas que ...

banner a m 1

banner limpieza hepatica

¬ŅTe gustar√≠a anunciar tus productos o p√°gina web aqu√≠?, entra en contacto conmigo.

Terminar la guerra con la sal

 

ES HORA DE TERMINAR LA GUERRA CON LA SAL - El Placer Culposo que Podría Salvarlo de una Enfermedad Cardíaca

Por el Dr. Mercola

Desde hace muchas d√©cadas, los pol√≠ticos estadounidenses han estado incitando a los estadounidenses a que coman menos sal.  Pero la raz√≥n de esto tiene pocas bases cient√≠ficas.

De hecho, un meta análisis realizado recientemente por the Cochrane Review, que involucraba a un total de 6,250 sujetos, no encontró evidencia contundente de que la reducción del consumo de sal disminuya el riesgo de ataques cardíacos, derrames cerebrales o la muerte.


Otro estudio publicado el a√Īo pasado, descubri√≥ que el bajo consumo de sal en realidad aumenta su riesgo de muerte a causa de enfermedades card√≠acas.2
Una revisión de las investigaciones disponibles revela que mucha de la ciencia que respalda la relación entre la sal y la presión arterial alta no es de fiar.

 

 


De acuerdo con Scientific American:


"Intersalt, un estudio publicado en 1988 4, compar√≥ el consumo de sodio con la presi√≥n arterial de sujetos de 52 centros de investigaci√≥n internacionales y no encontr√≥ ninguna relaci√≥n entre el consumo de sodio y la prevalencia de la hipertensi√≥n.
De hecho, la población que comía más sal, alrededor de 14 gramos al día, tuvo una presión arterial media menor que la población que comía menos sal, alrededor de 7.2 gramos al día…


Los estudios que han investigado la relación directa entre la sal y las enfermedades cardíacas han tenido los mismos resultados… Por cada estudio que sugiere que la sal no es saludable, hay otro estudio que dice lo contrario."


La Dudosa Relación Entre Sal y las Enfermedades Cardíacas


Melinda Moyer, quien escribe para Scientific American, se√Īala que la evidencia que relaciona a la sal con la presi√≥n arterial alta siempre ha sido d√©bil, afirmando:5
"Los temores sobre la sal aparecieron por primera vez hace más de un siglo. En 1904 doctores franceses reportaron que seis de sus pacientes que tenían presión arterial alta- un conocido factor de riesgo de enfermedades cardíacas- eran fanáticos de la sal. Las preocupaciones aumentaron en la década de 1970 cuando el Dr. Lewis Dahl del Laboratorio Nacional de Brookhaven afirmó que tenía evidencia "inequívoca" de que la sal provoca hipertensión: él indujo presión arterial alta en ratas al alimentarlas con un equivalente humano de 500 gramos de sodio al día. (En la actualidad el promedio en gramos que consumen los estadounidenses es de 3.4 gramos de sodio o 8.5 gramos de sal al día.)


Dahl tambi√©n descubri√≥ que las tendencias de la poblaci√≥n contin√ļan siendo una fuerte evidencia de la relaci√≥n entre el consumo de sal y la presi√≥n arterial alta. Las personas que viven en pa√≠ses con un alto consumo de sal- como Jap√≥n- tambi√©n tienden a tener presi√≥n arterial alta y m√°s derrames cerebrales.
Pero como muchos a√Īos m√°s tarde lo se√Īal√≥ un documento en el American Journal of Hypertension, los cient√≠ficos tuvieron poca suerte para encontrar tal tipo de relaci√≥n cuando compararon el consumo de sodio dentro de las poblaciones, lo que sugiri√≥ que la gen√©tica u otros factores culturales podr√≠an ser los culpables. Sin embargo, en 1977 el Comit√© de Nutrici√≥n y Necesidades Humanas del Senado de los Estados Unidos emiti√≥ un informe recomendado a los estadounidenses que redujeran el consumo de sal de un 50 a 85 por ciento, bas√°ndose principalmente en el trabajo de Dahl.‚ÄĚ


Ciertamente esta no es la primera vez en la que una creencia dogmática obstinada ha crecido a partir de una hipótesis que más tarde resultó ser incorrecta. Lo mismo sucede con el mito de que las grasas saturadas son malas para usted, lo cual se basa en información manipulada…Desde los tiempos de Lewis Dahl, una larga lista de estudios no ha podido probar NINGÚN tipo de beneficio proveniente de una alimentación baja en sal y de hecho muchos tienden a demostrar todo lo contrario. Además de los estudios mencionados anteriormente, también los que le mostraré a continuación dieron resultados negativos:

 

  • Un meta-an√°lisis realizado en el 2004 por Cochrane Collaboration revis√≥ 11 pruebas de reducci√≥n de sal y encontr√≥ que, en personas sanas, a largo plazo, las dietas bajas en sal disminuyen la presi√≥n arteria sist√≥lica en 1.1 mil√≠metros de mercurio (mmHg) y la presi√≥n arteria diast√≥lica en 0.6 mmHg. Eso equivale a reducir su presi√≥n arterial de 120/80 a 119/79.6 En conclusi√≥n, los autores afirmaron que:

‚ÄúLas intervenciones intensivas, inadecuadas para el cuidado primario o los programas de prevenci√≥n, √ļnicamente proporcionan reducciones m√≠nimas en la presi√≥n arterial durante pruebas a largo plazo.‚ÄĚ

 

  • Una revisi√≥n realizada en el 2003 por Cochrane de 57 estudios de corto plazo, concluy√≥ que ‚Äúexiste poca evidencia sobre los beneficios a largo plazo por la reducci√≥n del consumo de sal.‚ÄĚ
  • Un estudio realizado en el 2006 publicado en el American Journal of Medicine compar√≥ el consumo diario de sodio reportado de 78 millones de estadounidenses con su riesgo de morir a causa de una enfermedad card√≠aca a lo largo de 14 a√Īos. El estudio concluy√≥ que las dietas con menos sodio ten√≠an tasas de mortalidad mayores entre las personas con enfermedades card√≠acas, lo que hace que ‚Äúsurjan preguntas acerca de la probabilidad de una ventaja de supervivencia acompa√Īada de una dieta baja en sodio‚ÄĚ. 

 

No toda la sal se crea de la misma manera:


La sal no s√≥lo es relativamente benigna, sino que tambi√©n es una mina de oro nutricional. Si consume el tipo de sal adecuado. La sal de mesa moderna tiene muy poco en com√ļn con la sal natural y sin refinar. El primer tipo de sal da√Īar√° su salud, mientras que la segunda lo sanar√°. Aqu√≠ le hago un breve desglose de sus ingredientes b√°sicos:

  • La sal natural: es 84 por ciento cloruro de sodio, 16 por ciento minerales de origen natural, incluyendo silicio, f√≥sforo y vanadio.
  • La sal procesada (de mesa): es 97.5 por ciento cloruro de sodio, 2,5 por cientos sustancias qu√≠micas creadas por el hombre, como absorbentes de humedad y agentes de flujo. Estas son sustancias qu√≠micas peligrosas como el ferrocianuro y el aluminosilicato. Tambi√©n se le puede agregar una peque√Īa cantidad de yodo. (En algunos pa√≠ses europeos, en donde no se practica la fluoraci√≥n de agua, tambi√©n le agregan fluoruro a la sal de mesa. En Francia, el 35 por ciento de la sal de mesa que se vende, contiene ya sea fluoruro de sodio o fluoruro de potasio y en Am√©rica del Sur es muy com√ļn el uso de la sal fluorada. El procesamiento tambi√©n altera radicalmente la estructura de la sal. La sal refinada de mesa se seca por encima de 1,200 grados Fahrenheit y este calor excesivo altera la estructura qu√≠mica de la sal.


Los Beneficios Curativos de la Sal Natural Sin Refinar:


Al ser un componente importante del plasma de su sangre, el l√≠quido linf√°tico, el l√≠quido extracelular e incluso el l√≠quido amni√≥tico Lleva nutrientes hac√≠a dentro y fuera de sus c√©lulas, y ayuda a mantener el equilibrio del √°cido Aumenta las c√©lulas gliales en su cerebro, que son responsables del pensamiento creativo y la planeaci√≥n a largo plazo. El sodio y el cloruro tambi√©n son necesarios para la descarga de neuronas. Mantiene y ayuda a regular la presi√≥n arterial  Ayuda a su cerebro a comunicarse con sus m√ļsculos, por lo que se puede mover bajo la demanda del intercambio i√≥nico del sodio-potasio Refuerza la funci√≥n de las gl√°ndulas suprarrenales, que producen docenas de hormonas vitales
La sal natural sin refinar es muy importante para muchos procesos biológicos, sin embargo, por cada gramo de cloruro de sodio en exceso que su cuerpo tiene que neutralizar, utiliza más de 23 gramos de agua celular. Por lo tanto, comer mucha sal procesada provocará que se acumule líquido en los tejidos, que podría contribuir con:

 

  • Celulitis.
  • Reumatismo, artritis y gota.
  • C√°lculos renales y  biliares.
  • Hipertensi√≥n (presi√≥n arterial alta).

La Importancia de Mantener una Relaci√≥n √ďptima Entre el Sodio y el Potasio:


Aunque la sal natural sin procesar tiene muchos beneficios de salud y de hecho es esencial para vivir, no quiere decir que debe consumirla en exceso. Otro factor importante es la relación entre el sodio y el potasio en su alimentación. Un desequilibrio en esta relación no sólo puede conducir a la hipertensión (presión arterial alta) sino que también puede contribuir con una serie de enfermedades, incluyendo:
Enfermedades cardíacas y derrames cerebrales Deterioro de la memoria Osteoporosis Ulceras y cáncer estomacal Cálculos renales Cataratas Disfunción eréctil Artritis reumatoide
La manera m√°s sencilla de lograr este desequilibrio es llevando una dieta a base de alimentos procesados, que notoriamente son bajos en potasio y altos en sodio‚ĶDe acuerdo con un art√≠culo publicado en 1985 en The New England Journal of Medicine, titulado ‚ÄúNutrici√≥n Paleol√≠tica‚ÄĚ, nuestros antepasados consum√≠an cerca de 11,000 mg de potasio al d√≠a y cerca de 700 mg de sodio. 10 Esto equivale a un factor de 16 de potasio sobre sodio. Compare eso con la alimentaci√≥n moderna en la que el consumo de potasio diario es de cerca de 2,500 mg (la RDA es de 4,700 mg al d√≠a), junto con 4,000 mg de sodio‚Ķsi usted lleva una dieta a base de alimentos procesados, entonces tiene pr√°cticamente garantizado que su relaci√≥n entre potasio-sodio est√° completamente al rev√©s.
Esto también podría explicar por qué las dietas altas.

  

1 2 3 4 5 Porcentaje 0 (0 Votos)

scroll back to top

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar