Suscríbete ahora!

bg957

bg957

bg957

Bizcocho de chocolate con harina integral
Construyendo la receta. Un viernes por la noche en casa alrededor ...
Especialistas enseñan como lograr una barriga igual a la de Cristiano Ronaldo
Recientemente, en entrevista a la revista Veja, Kaká denominó a ...
Ejercicio aeróbico en ayunas
Adelgazar es sin duda unos de los principales objetivos de las ...
¿Bombones proteicos?
Ingredientes: 150g de almendras pulverizadas 50g de manteca de ...
El cerebro social en internet
La naturaleza concibió el cerebro social para la interacción cara a ...
Historia de la espirulina
Espirulina vs Chlorella - Similitudes y Diferencias Chlorella es ...
Muffins de arándanos
Ingredientes: 3 huevos 100ml de aceite 150g de azúcar de caña ...
El arte de escuchar
Cuando nos comunicamos con nuestros semejantes, rara vez escuchamos ...
La crisis
La neurosis e incluso la psicosis son alteraciones de la psique ...
Lectura de pensamiento
Cuando se dice “si el otro tiene tal actitud, significa que siente ...
Cupcakes
Esta receta es una variación del bizcocho de coco que publiqué hace ...
Biomasa de Plátano Verde - Novedad en España
¿Habéis oído hablar de la Biomasa de plátano verde? Se trata de una ...
¿Como alcanzar la dignidad?
Las virtudes teologales (V.T.) son tres: fe, esperanza y caridad. ...
El camino hacía la sanación
Independientemente de lo que puedas estar haciendo en tu viaje de ...
10 cosas que deberías saber antes de hacerte crudivegano
En este video comparto una serie de consejos para las personas que ...

banner a m 1

banner limpieza hepatica

bg957

¿Te gustaría anunciar tus productos o página web aquí?, entra en contacto conmigo.

La enfermedad no es material en su origen.

La razón principal del fracaso de la ciencia médica moderna reside en que trata los síntomas y no las causas. A lo largo de muchos siglos, la verdadera naturaleza de la enfermedad ha venido siendo enmascarada por el materialismo, y de esa forma se le han dado todas las oportunidades de extender sus estragos, al no ser atacada en sus verdaderos orígenes. La situación es similar a la de un enemigo sólidamente fortificado en las montañas, que envía continuamente guerrilla tras guerrilla a asolar los campos vecinos, mientras los defensores, ignorando la guarnición fortificada, se contentan con reparar los edificios dañados y enterrar a sus muertos, resultado de las incursiones de los merodeadores. Así es, hablando em general, está la situación en la medicina actual: limitada a reparar daños provocados y enterrar a los asesinos, sin dedicar siquiera un solo pensamiento a la verdadera fortaleza.

Nunca se erradicará ni se curará la enfermedad con los actuales métodos materialistas, por la sencilla razón de que la enfermedad no es material en su origen. Lo que nosotros conocemos como enfermedad es el último resultado producido en el cuerpo, el producto final de fuerzas profundas y duraderas, y aunque el tratamiento material sólo sea aparentemente eficaz, es un mero alivio temporal si no se suprime la causa real. Las tendencias modernas de la ciencia médica malinterpretan la verdadera naturaleza de la enfermedad; al concentrarla en términos materialistas en el cuerpo físico, han incrementado tremendamente su poder: en primer lugar por distraer los pensamientos de la gente de su verdadero origen, y por lo tanto de los métodos más efectivos de atacarla; y en segundo, por localizarla en el cuerpo, desvirtuando así las verdaderas esperanzas de recuperación y despertando un poderoso complejo de miedos enfermizos, que nunca debieron haber existido.

Ningún esfuerzo dirigido exclusivamente al cuerpo físico puede hacer otra cosa que reparar superficialmente los daños, y en ello no hay cura alguna, dado que la verdadera causa continúa aún operativa, y en cualquier momento puede desmontar nuevamente su presencia bajo una apariencia distinta. En realidad, en muchos casos esta aparente recuperación resulta perniciosa, ya que oculta al paciente el origen real de sus problemas, y bajo la satisfacción de la salud aparentemente recuperada, el verdadero factor encubierto puede aumentar su virulencia.

Se puede afirmar, brevemente que la enfermedad, aunque aparentemente tan cruel, es en sí misma beneficiosa y existe para nuestro propio bien, y si se la interpreta correctamente, puede guiarnos hacía nuestros defectos y falencias esenciales. Por otra parte, si se la trata adecuadamente, nos permitirá eliminar esas fallas y emergeremos de ella mejores y más nobles que antes. El sufrimiento es un correctivo que nos señala una lección que no hubiéramos podido aprehender por otros medios, y que nunca puede ser erradicado hasta que dicha lección está convenientemente aprendida.

Ningún caso, por severo que sea, debe desesperarnos, ya que el hecho de que al hombre aún se le conceda la vida física, implica que el Alma que lo rige no ha perdido todavía la esperanza.

Este texto es un resumen del original sacado del libro Bach por Bach. 

Bach, gracias por tus palabras. Son actuales y demuestran la eterna problemática de los tratamientos utilizados para “curar” las enfermedades. Llámese medicina convencional o alternativa, no difieren en absoluto, pues sus creencias se fundamentan en el mismo principio: algo externo a ti te va a “curar”.

1 2 3 4 5 Porcentaje 4.50 (2 Votos)

 

scroll back to top