Bizcocho de chocolate con harina integral
Construyendo la receta. Un viernes por la noche en casa alrededor ...
Especialistas enseñan como lograr una barriga igual a la de Cristiano Ronaldo
Recientemente, en entrevista a la revista Veja, Kaká denominó a ...
Ejercicio aeróbico en ayunas
Adelgazar es sin duda unos de los principales objetivos de las ...
¿Bombones proteicos?
Ingredientes: 150g de almendras pulverizadas 50g de manteca de ...
El cerebro social en internet
La naturaleza concibió el cerebro social para la interacción cara a ...
Historia de la espirulina
Espirulina vs Chlorella - Similitudes y Diferencias Chlorella es ...
Muffins de arándanos
Ingredientes: 3 huevos 100ml de aceite 150g de azúcar de caña ...
El arte de escuchar
Cuando nos comunicamos con nuestros semejantes, rara vez escuchamos ...
La crisis
La neurosis e incluso la psicosis son alteraciones de la psique ...
Lectura de pensamiento
Cuando se dice “si el otro tiene tal actitud, significa que siente ...
Cupcakes
Esta receta es una variación del bizcocho de coco que publiqué hace ...
Biomasa de Plátano Verde - Novedad en España
¿Habéis oído hablar de la Biomasa de plátano verde? Se trata de una ...
¿Como alcanzar la dignidad?
Las virtudes teologales (V.T.) son tres: fe, esperanza y caridad. ...
El camino hacía la sanación
Independientemente de lo que puedas estar haciendo en tu viaje de ...
10 cosas que deberías saber antes de hacerte crudivegano
En este video comparto una serie de consejos para las personas que ...

banner a m 1

banner limpieza hepatica

¿Te gustaría anunciar tus productos o página web aquí?, entra en contacto conmigo.

Emociones y autoengaños

Entre los efectos más engañosos que afloran del estudio de la relación entre la racionalidad y la pasión, entre la inteligencia y la emoción, está el relativo a la necesidad del hombre de sentirse más seguro en relación con la realidad y, con este fin, la necesidad de definir también aquello que no puede aclarar.

Nietzsche advertía que “entre una explicación falsa y ninguna explicación siempre es mejor una explicación falsa”, corroborando así la importancia que revisten los auto engaños perceptivos, cognitivos y emotivos. Las mismas religiones pueden ser vistas como el más sublime de los auto engaños, orientado a controlar las emociones más amenazantes, como el miedo a la muerte, al azar y a lo desconocido. Todo esto pone de manifiesto cómo el proceso de autoengaño es más sufrido que elegido, aparte de ser irremediablemente inevitable. Puede ser autoinducido con objetos funcionales: por ejemplo, nos imponemos voluntariamente un comportamiento que llevará a desarrollar una creencia para obtener resultados concretos y convertir un autoengaño disfuncional en uno funcional, pero en la mayoría de los casos no se trata de una elección voluntaria. Como dice Elster, citando Pascal: “Compórtate como si creyeras y llegarás a creer”. Partiendo del comportamiento, el autoengaño llega al conocimiento a través de una serie de feedbacks que modifican los aspectos emocionales, cognitivos y comportamentales, como sucede en el caso de la actitud que influye en la emoción.

 

 

El autoengaño y la disonancia cognitiva

Pero el autoengaño más frecuente es el que parte de un conocimiento: por ejemplo, cuando se debe tomar una posición respecto de una situación emocionalmente significativa, puede suceder que los elementos disponibles sean o no recíprocamente acordes. En el caso de que sean acordes se podría decir que existe una consonancia, pero cuando los elementos sobre los que se deben basar las propias tomas de posición, se encuentra en contradicción, se tiene un estado de disonancia.

Según Festinger y Aroson (Festinger y Aroson, 1960), “la existencia simultanea de conocimientos que en un momento u otro no coinciden (disonancia) induce al sujeto a esforzarse por haceros concordar mejor (reducción de la disonancia)”.

El ejemplo reproducido por Festinger es el del fumador que conoce los efectos negativos del tabaco sobre la salud y, no obstante, sigue fumando. Por lo tanto, el fumador puede convencerse.

  1. de que fumar es un placer tan grande que puede aceptar sus consecuencias;
  2. de que las probabilidades de salir perjudicado no son tan elevadas como se suele creer;
  3. de que no se podrías vivir evitando todas las contingencias peligrosas;
  4. de que dejar de fumar influiría en el aumento de peso, con consecuencias igualmente graves para su salud.

De este modo, el fumador se convence de que seguir fumando está de acuerdo con su pensamiento respecto del tabaco, reduciendo o incluso anulando la disonancia. Después de todo, el tabaco, como ya sostenía Oscar Wilde, es el placer más perfecto, precisamente porque está siempre a disposición y deja siempre un poco insatisfecho.

Remitiendo a las profundizaciones sobre la teoría de la disonancia cognitiva, Locke afirmaba: “ Supongamos que la mente es un papel en blanco privado de caracteres. ¿Cómo se forman las ideas?” (Locke, 1975). Su respuesta fue que las fuentes implicadas eran dos: a) las sensaciones de los objetos externo y b) los reflejos que provienen de los efectos internos; del mismo modo, Spence (1947) escribe que “en el caso del aprendizaje de los fenómenos se ofrece un número de interpretaciones teóricas que recuren a un uso mínimo o inexistente de conceptos neurofisiológicos”

Los procesos cognitivos de autoengaño desarrollan un papel fundamental de reguladores de emociones. Por tanto, representan una de las estrategias que el ser humano ha desarrollado en su adaptación a una realidad cada vez más compleja. Por lo demás, con los conocimientos aumentan también los enigmas.

Fuente:

El descubrimiento y los hallazgos de la psicología – un viaje a través de la mente humana. 

1 2 3 4 5 Porcentaje 0 (0 Votos)

scroll back to top

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar